Los chanchitos desobedientes

Siete chanchitos desobedientes
sin el permiso de su mamá
una mañana muy tempranito
salieron juntos a pasear.

Cuando la vieja marrana vino
de comer hierbas en el corral,
a los chanchitos desobedientes
en el chiquero no encontró ya.

Muy afligida, los llamó a gritos,
y,temerosa de algo fatal,
a sus hijuelos, de calle en calle
de plaza en plaza, se fue a buscar

En tanto alegres, los paseantes
gozando estaban de libertad,
y una dos horas vagaron solos
por las mil calles de la ciudad.

Un cocinero muy renombrado
desde su casa los vio pasar
y al punto dijo:¡ buenos chanchos
para la mesa de navidad!

Y dicho y hecho: para la noche,
de la ventana tras el cristal,
siete chanchitos muy adornados,
en unos platos estaban ya.

Cuando la madre marrana viólos
contando siete, dijo, cabal:
¡siete eran ellos los pobrecitos!
y, aunque marrana, se echó a llorar.

Laura M. de Cuenca

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s