Diario polar (día 24)

“Siempre habrá un ácrata, escribirá desde la pureza de la locura.”

Semillas en campos ajenos

Enterrado en esta cueva he perdido toda perspectiva del tiempo y de los hombres. Han pasado dos meses desde decidí recluirme en este claustro de roca y humedades. Nadie ha venido a verme, nadie sabe que estoy aquí. La sensación de que los días son exactamente lo mismo me está matando, el creer que el tiempo se convierte en una obsesión circular me está deshaciendo por dentro.

Ahora comprendo a todos aquellos que la literatura les consume por dentro, a los que no pueden dominar esa fuerza atávica que surge de sus sentimientos más primigenios y acaba por devorarlos. Hablan, escriben, piensan, mastican poesía. Su capacidad de crear se ha sublimado de tal manera que no hay otra existencia para ellos, la realidad se compone de fragmentos de vidrios que les rasgan los pies, la realidad es un enorme cuchillo que pende sobre su escasa cordura, pero es quizá esa…

Ver la entrada original 304 palabras más

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s