0limÚltimamente me he dado cuenta que el imaginario que está predominando de una mujer fuerte es el de una patana, grosera, promiscua, borracha, es decir, el estereotipo del mal marido del que nuestras madres lucharon por escapar.

Dejo el feminismo, regreso al sendero del humano promedio
marielaibarra.com/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s